Política y Economía
POLÉMICA

Abad pidió que se retire material educativo con ideología

Maximiliano Abad sumó su reclamo al que vienen realizando los Consejeros Generales de Cultura y Educación, Diego Martínez y Natalia Quintana

Luego de los dichos de la ministra porteña Soledad Acuña por los contenidos educativos, la polémica parece trasladarse a la Provincia: el jefe del bloque de Diputados de Juntos por el Cambio en la Provincia de Buenos Aires, Maximiliano Abad, sumó su reclamo al que vienen realizando los Consejeros Generales de Cultura y Educación, Diego Martínez y Natalia Quintana para que se dejen de utilizar contenidos "con un sesgo ideológico" para la educación secundaria.

“Hay una clara intención política de distribuir documentos bibliográficos en la materia Historia Argentina del llamado Plan FinEs, que se creó para la formación secundaria de jóvenes y adultos, que manipula procesos históricos, suprime acontecimientos y falsea otros, con el fin de construir un relato ideológico, sin ningún rigor histórico”, expresó Abad.

TE PUEDE INTERESAR

“Algunos ejemplos son escandalosos, como subestimar el rol del gobierno de Raúl Alfonsín en las investigaciones sobre los derechos humanos, o tergiversar la verdad al negar que en su gobierno se derogó la denominada Ley de Autoamnistía. No hay, además, en el texto una sola mención a la tarea de la Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas (CONADEP), entre muchas otras inconsistencias”, agregó.

Por eso, el legislador marplatense recalcó: “solicitamos, junto a los Consejeros Martínez y Quintana, que se deje de utilizar dicho material bibliográfico, y se realicen todas las acciones administrativas y pedagógicas para garantizar que los materiales educativos que distribuya la Dirección General de Cultura y Educación den cuenta de los valores indispensables que hacen honor al respeto a las libertades individuales en las escuelas.”

El pedido se suma a los dichos de la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, quien criticó a los educadores que tienen una posición política tomada y las trasladan a las aulas: “un docente tiene que enseñar a pensar, no decir qué pensar” y destacó el beneficio que otorgó la nueva modalidad de enseñanza para romper la privacidad del salón de clases: “La virtualidad nos dio la oportunidad de que las familias vean qué pasaba adentro del aula. Antes, el docente cerraba la puerta y todo quedaba entre ellos y los chicos”.

Tras cuestionar que los educadores tengan posiciones políticas tomadas frente a la realidad, Acuña instó a los padres y madres a denunciar ante el Gobierno de la Ciudad “cualquier irregularidad” que observen respecto al desempeño del docente y los contenidos transmitidos.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión