Política y Economía
DÍA DE LA INDEPENDENCIA

9 de Julio: Suena la campana y arranca la batalla electoral

En un nuevo aniversario por el 9 de Julio, la batalla electoral y la pelea por el sentido serán el telón de fondo de múltiples actos de los espacios políticos.

Este 9 de Julio, en el marco del Día de la Independencia, Argentina va a tener un doble componente político, y marcará el tono de la disputa electoral de cara a los comicios legislativos de septiembre.

El escenario no podía ser otro que la provincia de Buenos Aires, la tan mentada madre de todas las batallas, y en donde los distintos espacios políticos buscarán resignificar su ideario de país. Si bien la contienda no es novedosa, el aniversario 205 del 9 de julio de 1816 contará con la movilización presencial de amplios sectores de la población.

TE PUEDE INTERESAR

Por un lado, el gobierno bonaerense hará de la campaña de vacunación más ambiciosa de la historia, una bandera del Estado presente y la vuelta a un proyecto que apuesta al crecimiento de la demanda interna, y desplegará más de 100 postas itinerantes para intensificar la vacunación de la población que no requiere turno.

Desde las 10hs de la mañana, se podrán ver en estaciones de trenes, clubes e instituciones barriales los operativos de vacunación, a los cuales podrán acceder todos los mayores de 40 años, las personas entre 18 y 39 años que acrediten alguna enfermedad preexistente, personas gestantes y quienes integran grupos priorizados por desarrollar trabajos vinculados a la salud, la seguridad y la educación.

El gobierno de Kicillof, que ya lleva más de 7 millones de personas inoculadas con una dosis, apuesta de ese modo a la esperanza de alcanzar una pospandemia que permita el crecimiento económico, de la producción y del empleo.

Mientras que desde San Nicolás, el sector nucleado en el "campo", el hueso duro de roer para el peronismo del siglo XXI, llevará adelante una movilización de sectores "autoconvocados" en contra del gobierno.

Como ya es común en este tipo de concentraciones, aunque son fogoneadas desde los grupos de whatsapp de la oposición y las redes sociales de los referentes de Juntos por el Cambio, no se visualiza un organizador central y las banderas argentinas, las demandas heterogéneas y el calificativo de "independientes" son los significantes comunes al espacio que gobernó hasta 2019.

Por su parte, el presidente Alberto Fernández viaja a Tucumán, donde se desarrollará el acto central por el Día de la Independencia, y quien estará acompañando por la Primera Dama y un conjunto estrecho de funcionarios nacionales y locales.

Fernández tendrá su acto presencial luego de que el año pasado se llevara a cabo en la quinta de Olivos, debido a los cuidados por la pandemia de coronavirus. En aquella oportunidad, el mandatario no olvidó resignificar la historia argentina, en franca oposición al ex presidente Mauricio Macri, cuando remarcó "el coraje" de los auténticos libertarios argentinos: "Debe ser el coraje lo que nos llene el alma, no la angustia. Si ellos hubieran estado angustiados, hubieran quedado paralizados frente a la vuelta del Imperio", afirmó Alberto.

Aquel día, el presidente también calificaba al principal líder opositor, Horacio Rodríguez Larreta, de "amigo", en el marco del fomento de la famosa "unidad de los argentinos", que ya parece haber quedado bastante atrás, e incluso se espera que mañana otros manifestantes se "autoconvoquen" en las cercanías del acto presidencial.

La pelea por el sentido de un ideario nacional y un proyecto de país sobrevolará en este especial día patrio y, a un año y medio del inicio de la pandemia, esta vez serán los cuerpos presenciales los que llenen de consignas el telón de fondo de la batalla electoral.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión