MIRALO EN VIVO ESCUCHALA EN VIVO
Martes 24
Octubre de 2017
EN CALIENTE
#SANTIAGO MALDONADO #TARIFAZOS #LEGISLATIVAS 2017
INFOCIELO.COM » Política » 28-09-2017

La otra cara del ascenso del “Pata”: la complicidad de los empresarios y del Estado

El titular de la UOCRA platense cayó preso acusado por extorsión y los empresarios de la construcción suspiran aliviados. Sin embargo, ellos mismos reconocen que formaron parte de un entramado que posibilitó el ascenso del “Pata” Medina.

La detención de Juan Pablo “Pata” Medina y de su clan a partir de denuncias por extorsión, generó un enorme alivio de parte del empresariado de la construcción platense y dejó al descubierto una trama de complicidades que lo tiene como protagonista junto a los funcionarios del Estado.

Así lo fueron revelando datos y testimonios que surgieron en las últimas horas. Los empresarios sostienen que, a contramano del resto de la Provincia, en La Plata la producción de edificios está “a la baja” por el accionar de la UOCRA. “La Plata construía de 600 edificios por año hace 5 años, ahora estamos en 85”, le dijo a FM CIELO 103.5 el presidente del Colegio de Arquitectos, Guillermo Moretto.

Con más precisión, Patricia Sarubo, de APYMECO, cuantificó el daño por el “efecto Pata”: dijo que hay un “sobrecosto” de la mano de obra que ronda el 55.5 por ciento y que lleva el costo salarial al 23.7 por ciento del total de una obra. Son, de acuerdo al índice que elabora esa organización, unos 670 millones de pesos por año que “significarían 28 edificios y 560 puestos de trabajo más”.

También aseguró que existe, a partir de Medina, un costo “intangible” que surge de la obligación de contratar trabajadores de “la bolsa”, con escasa calificación. “Una losa que demora un mes, con la gente de Medina demoraba hasta tres meses. Más tiempo es más dinero”, graficó Sarubo, entrevistada en BAD, el magazine de las tardes de QM NOTICIAS.

Lo curioso es que quienes hablan ahora del daño de Medina fueron, durante años, sus mecenas. Y le permitieron hacerse de propiedades, autos y hasta de un avión. Tanto Sarubo como Moretto reconocieron que había una trama de extorsiones a las que los empresarios accedían a participar. “Había sobrecostos fijos que uno debía acordar para comenzar una obra”, admitió la titular de APYMECO.

Ahora bien, si Medina conducía la UOCRA local desde hace 20 años, y hace 5 se construían cifras récord de edificios, ¿qué es lo que pasó en el último año para que el “Pata” cayera en desgracia? Según Moretto, el cambio de Gobierno. “Había mucha gente empleada en la obra pública; como se estuvo reviendo y se bajaron los costos, esa gente salió a la calle y ejerció presión para que se los contrate a través de la bolsa”, sostuvo. Traducido: con la caída de la obra pública, los trabajadores se volcaron masivamente a la obra privada, y allí Medina y los suyos intentaron colocar la mayor cantidad de gente posible.

Moretto reveló otro condicionante del desarrollo de la construcción en La Plata: la complicidad del Estado, durante el Gobierno de los Bruera. Allí, dijo, también “había un sistema de extorsión, está probado y los funcionarios están presos por extorsión”. “En un momento no era construir 5 pisos, ¿querés hacer 7, 10 pisos? Podías hacerlo. Esto se dio y las pruebas están. Luego todo esto se solucionó, por suerte, y el factor de la UOCRA recrudeció”, admitió el titular del Colegio de Arquitectos.

 La gran pregunta que rodea al entuerto es ¿por qué no denunciaron? ¿Qué hizo la Justicia? El fiscal platense Marcelo Romero también se refirió al tema. “Los que actuamos en el marco de la ley fuimos siempre contra el Pata Medina, pero no hemos sabido reunir la evidencia suficiente para llegar a condenas severas”, admitió, también en diálogo con LA CIELO.

 Pero no fue el único factor que subrayó Romero. “Hubo empresarios que se beneficiaron con esto y tenían la coima con un gasto más. La coima es ida y vuelta, está el que la pide y el que la da”, razonó. Y admitió que, si bien puede “entender el empresario pequeño, temeroso, lo que no puedo entender es cómo no hubo una denuncia general en los colegios de arquitectos, de los ingenieros, de la construcción, una denuncia corporativa”. Los actores que hoy, con la caída consumada, celebran.

SUMARIO