MIRALO EN VIVO ESCUCHALA EN VIVO
Martes 24
Octubre de 2017
EN CALIENTE
#SANTIAGO MALDONADO #TARIFAZOS #LEGISLATIVAS 2017
INFOCIELO.COM » QM Agro » 19-09-2017

Descartan que las inundaciones puedan provocar un alza en los precios de la leche y el pan

Más allá del impacto climático en la producción de trigo y leche, desde la cadena agroindustrial afirman que no habrá escasez de estos productos y sus derivados. Y ponen en duda un impacto en los precios.

El efecto de las inundaciones en la provincia de Buenos Aires se traslada a otros ámbitos vinculados a la cadena agroindustrial. En los últimos días, distintas estimaciones de entidades gremiales del sector calculan pérdidas considerables para la producción de granos, carne y leche, entre los principales rubros afectados. Uno de los cultivos perjudicados es el trigo, que en el transcurso de la presente campaña perdió una superficie de 300.000 hectáreas, sobre un área implantada a nivel nacional de 5,35 millones de hectáreas, de acuerdo a la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Con estas cifras, han circulado algunos rumores que alertan sobre un probable incremento en los precios del pan y la leche, productos sensibles de la canasta familiar básica, originados por la disminución en la oferta de harina y la caída de producción en los tambos.

INFOCIELO consultó a referentes de las dos cadenas de valor, para analizar a fondo este escenario. Con respecto al trigo, el enfoque se puede dividir en dos caminos, que serían el desarrollo del cultivo y la actividad molinera. Vinculado al primer ítem, desde la bolsa de Cereales porteña reconocieron que más allá de la pérdida de superficie por efecto de las lluvias, la cosecha de la presente campaña podría ser un 5 por ciento mayor en relación al ciclo anterior. En la campaña 2016/17 se sembró un área de 5,1 millones de hectáreas, con un volumen trillado de 16,3 millones de toneladas.

De cara a la cosecha del cereal, que comienza sobre fin de año, hay que seguir de cerca la evolución del clima para ver los rindes que se obtendrán. Si tomamos como punto de partida las 300.000 hectáreas que quedaron fuera de juego en provincia de Buenos Aires, con un rinde promedio de 3.000 kilos por hectárea (la media en las últimas cinco campañas en suelo bonaerense), las pérdidas serían inferiores al millón de toneladas. Es una cifra que tiene su grado de impacto, pero de ninguna manera constituye una merma relevante en el stock final.

Por el lado de la molinería, desde la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM) descartaron que durante 2017 pueda registrarse un faltante de harina en nuestro país. Como dato, la utilizada para la elaboración de panificados y pastas secas proviene de la cosecha anterior y a partir de la próxima trilla del cereal, se elaborará la harina para usar durante 2018. Diego Cifarelli, presidente de la entidad, remarcó que el suministro de este insumo “es fluido y sin problemas”. Consultado por el efecto del clima sobre el cultivo, señaló que podría haber algunos problemas vinculados a la calidad del trigo, pero nada que afecte de manera significativa a la molinería.

El escenario en la lechería

Los tambos argentinos, desde hace años sufren una crisis estructural con un escenario que combina caída en la producción, pérdida de mercados externos y cierre de establecimientos, factores que se multiplican con el embate climático. A pesar de esta situación, y si bien la producción láctea cayó casi un 14% en relación a 2016, el suminstro lácteo no corre peligro en Argentina.

Andrea Passerini, coordinadora de Lechería de CARBAP explicó que en la actualidad hay excedentes de este producto para el mercado interno, originado en la caída de mercados externos. “En julio se exportó el 35 por ciento menos que en julio 2016”, remarcó la dirigente.

De esta manera, y con un mercado que asegura stocks de trigo y leche, el escenario de faltantes de harina y productos lácteos es improbable, y de registrarse incrementos en sus precios, sería por cuestiones ajenas a la producción.

SUMARIO