MIRALO EN VIVO ESCUCHALA EN VIVO
Domingo 24
Septiembre de 2017
EN CALIENTE
#SANTIAGO MALDONADO #INUNDACIONES #VIOLENCIA DE GéNERO #LEGISLATIVAS 2017
INFOCIELO.COM » Política » 12-09-2017

El antecedente de la propuesta de CFK: el “Gran acuerdo opositor”, el epitafio de De Narváez

En 2013, Francisco De Narváez enarboló la idea de convocar a distintos sectores de la oposición para hacerle frente a Cristina. Fue su última elección como candidato hasta la fecha. Quiénes lo apoyaban y cómo terminó.

La idea de armar un gran acuerdo opositor, que esbozó a través de una carta abierta la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, no es, en rigor, una novedad en estas tierras. Apenas cuatro años atrás, Francisco De Narváez intentaba reinventarse de la mano de una idea similar.

La idea surgió de boca del “Colorado” en 2011, cuando exhortó públicamente a sectores de la oposición –entre ellos el PRO y el Peronismo Federal- a “resolver las diferencias” y “elaborar un proyecto nacional”. El mensaje tenía como destinatarios a Mario Das Neves, Felipe Solá, Eduardo Duhalde, Alberto Rodríguez Saá y Mauricio Macri, caras visibles de esos espacios.

Finalmente, De Narváez se quedó con las ganas y terminó abrazado a Ricardo Alfonsín en el marco del acuerdo “UDESO” –Unión para el Desarrollo Social- que hasta hoy le demanda a Alfonsín enormes explicaciones entre sus correligionarios. En términos electorales no le fue bien: sacó el 16 por ciento de los votos.

Dos años más tarde, De Narváez reincidió. Esta vez, convocó a Hugo Moyano, a Roberto Lavagna, a José De la Sota y a Macri para “construir una alternativa” que le ponga “un límite a la Presidenta” (por entonces Cristina Fernández de Kirchner).

Moyano y De la Sota abrazaron por entonces la idea de De Narváez, que se lanzó con Unidos por la Libertad y el Trabajo, mientras que el PRO conformó una alianza con el Frente Renovador, en la que logró colar algunos diputados. Nuevamente, a De Narváez no le fue bien: sacó el 5 por ciento de los votos y apenas logró superar al FIT. Esa aventura electoral terminó con su carrera política.

Además de De Narváez, Eduardo Duhalde y hasta Ricardo López Murphy se envalentonaron con la idea de unir a la oposición para ponerle freno a un Gobierno. Entonces, como ahora, la idea de que la dispersión es funcional al oficialismo promovió la unidad que nunca se contrató. Ayer y hoy, como en el tango, "amor y espanto como un canto arrabalero de postal". 

SUMARIO