MIRALO EN VIVO ESCUCHALA EN VIVO
Sábado 19
Agosto de 2017
EN CALIENTE
#PASO 2017
INFOCIELO.COM » La Celestita » 19-05-2017

Diputados: el debate político en torno a la eliminación del 2X1 en la Provincia

La Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aries no quiso quedar al margen del debate público que se desplegó en el país a partir de un polémico fallo de la Corte Suprema de Justica que admitió aplicar los beneficios de la ley del 2X1 a autores de delitos de lesa humanidad.

Los legisladores bonaerenses manifestaron en el recinto su rechazo al fallo de la Corte Suprema que beneficia con el cómputo 2x1 a Luis Muiña, condenado por crímenes de lesa humanidad.

El cúmulo de misivas legislativas, proyectos de declaración en su gran mayoría, que se presentaron fueron coronadas con un proyecto de ley que establece concretamente una modificación al Código Procesal penal para terminar definitivamente con la “ficción”, según la palabra elegida por el diputado Ramiro Gutiérrez, autor de la iniciativa, que implica la normativa que establece que un año de prisión sea computado por dos a los efecto del cumplimiento de la pena.

“No queremos ficciones, si una persona estuvo presa un día, el Poder Judicial no le puede computar dos días, porque eso es una mentira”, aseguró Ramiro Gutiérrez, impulsor de la iniciativa en la Cámara de Diputados.

La Corte -con el fallo Muiña- “abrió una ventana clausurada por el Congreso de la Nación”, dijo Gutiérrez en el recinto de la Cámara baja y agregó “por eso creemos que es importante dar un mensaje, un mensaje fuerte, queremos dar un punto final a esta nefasta ley”.

De todas formas Gutiérrez, fiel a su estilo, en su alocución tomó por el camino académico, jurídico, técnico y explicó en esos términos la oportunidad de aprobar los proyectos en cuestión.    

No obstante, la expresión punto final, aun en ese contexto, puso en guardia las sensibilidades de los participantes de la sesión, no tanto la del diputado ricardista Jorge Silvestre, comandante de la bancada de Cambiemos, que ofreció un discurso frío y distante, tal vez condicionado por su condición.

Pero el calor apareció al instante, cuando la diputada camporista Lucia Porto tomó la palabra y semejó gritar “acá hay una que está viva”. Al arrancar su exposición; sin mediar preámbulos, aclarando “me toca expresar el repudio más profundo de nuestro bloque”; consideró aportar “argumentos” que los diputados preopinantes “no emitieron y que para mí son importantes” y  aclaró que iba hacer “un poquito de historia muy reciente”.

Fue allí donde empezó a enumerar hechos que hacen al contexto donde, según ella, se debe inscribir el fallo de la Corte. Comenzó por la intención de nombrar a dos de los jueces que firman el fallo por decreto por parte del presidente de la república y terminó por el fallo de marras, fallo que “va en contra de los más sentidos valores democráticos de nuestro pueblo y que tiene que ver con el clima de época que se ha instalado desde la Presidencia de la Nación a partir del 10 de diciembre de 2015, de ninguna otra forma lo podemos entender”.

Y así, la diputada opositora sostuvo que en un principio el gobierno respetó el fallo de la Corte pero que “luego hicieron lo que hacen siempre, leyeron las encuestas e hicieron marketing con la memoria de nuestros 30 mil detenidos desaparecidos y eso no lo podemos permitir”.

“Y no lo permitimos porque el 10 de mayo, nuestro gran pueblo, nuestro pueblo organizado, el pueblo peronista salió a la calle a decir Nunca Mas pero también Nunca Más a esta forma berreta de hacer política, y ahí fuimos 500 mil personas en la calle”, completó la diputada Portos.

Para finalizar la diputada de Pilar que integra la bancada del FpV pidió “no solamente que se condene este fallo” sino “que se garantice la continuidad de los juicios de memoria, verdad y justicia porque el pueblo comprometido con los derechos humanos es la verdadera pesada herencia que dejaron Néstor y Cristina y que nosotros hoy acá venimos a reivindicar”.

El bloque de Cambiemos había quedado “cuerpo a tierra” ante una “acusación” que ameritaba al menos una salvedad de parte del oficialismo, sino del PRO, al menos de sus aliados. Y efectivamente, fue un radical el que rompió el silencio.

El diputado Maximiliano Abad improvisó una respuesta elíptica a la acusación de Porto, característica discursiva que en el recinto siempre es buena consejera. Recordó el decreto de autoamnistía de la dictadura y no lo relacionó con posicionamientos políticos de entonces, saltó al primer decreto del presidente democrático, Raúl Alfonsín, que lo derogó.  

El marplatense se plantó y dijo “no solamente tenemos argumentos políticos para oponernos al fallo de la Corte sino que además tenemos argumentos jurídicos” y comenzó a enumerar principios y fallos que, según concluyó, “van en el mismo sentido, buscan derribar las barreras del derecho interno para juzgar” los delitos contra los derechos humanos o de lesa humanidad.

Para el final, el diputado Abad, citó al fiscal Strassera para rescatar aquello de que “esta lucha ya no nos pertenece, esta lucha le pertenece al conjunto del pueblo Argentino”  y pidió permiso a la presidencia para dirigirse a la diputada Portos.

Y en ese trance, el diputado Abad, cerró el discurso diciendo que “en la Argentina hay política de Estado, que ningún artilugio va a cambiar y que el Nunca Más es una construcción colectiva, viva y vigente” y agregó “en ese marcha se vio a un país democrático que no sede en sus convicciones”.        

 El debate finalmente se cerró con las palabras de la diputada que ocupa la bancada rotativa del FIT, Mónica Schloutthauer, que habló del tema “que nos cruza permanentemente que no se trata del pasado” y explicó un proyecto de ley presentado no solamente para que no se aplique el 2X1 sino que para que “se desmanteles las cúpulas de las fuerzas armadas y que las condenas sean de cumplimiento efectivo de todos los represores”.

Así dio, una vez más, su testimonio la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aries, esta vez presidida por el diputado de Cambiemos, Manuel Mosca, sobre la última dictadura cívica-militar que azotó a la República argentina y que los procesos judiciales que se derivaron de ella llegan hasta nuestros días.      

SUMARIO